Maridaje de vino con comida perfecto

Maridaje de vino para acertar con la comida

¿Eres de los que les gusta acompañar un buen estofado o una fritura andaluza con una copa de vino? Puede que no sepas qué comida se sirve con el vino o viceversa. Entonces, vamos a enseñarte a elegir la mejor botella para cada ocasión y hacer que tus comidas den un salto de calidad.

Emparejar vinos con platos no es cuestión de suerte. Hay ciertas reglas y consejos que te ayudarán a elegir el mejor vino para tu plato. Las combinaciones pueden ser infinitas y no hay nada como experimentar, pero con estos trucos aprenderás a combinar aromas y sabores para una experiencia gastronómica especial. Veamos cómo maridar vinos y platos.

¿Qué es maridar un vino?

Maridar un vino consiste en combinar alimentos con vino para dar con una combinación de características que potencie los sabores de ambos para mejorar la experiencia gastronómica.

El marinaje del vino es un arte que no todos conocen. Las posibilidades son inacabables y la mezcla de sabores y resultados son enormemente variados.

El objetivo del maridaje del vino es conseguir una sensación más agradable gracias a la combinación de alimentos con el vino adecuado para disfrutar de una comida más sabrosa. Algunos piensan que esto es cuestión de gustos y en parte esto es cierto.

En función de tus preferencias culinarias, hay sabores y combinaciones que te harán experimentar mejores experiencias que a otras personas con otras preferencias. El vino en sí mismo cuenta con suficiente personalidad, siendo consumido sin acompañamiento. Pero si das con la fórmula para combinar el adecuado con cada ingrediente, harás que tus comidas tengan mucha más calidad.

Tu paladar te agradecerá estas nuevas experiencias. No dudes en dejarte aconsejar por los camareros cuando visites un restaurante.

Consejos para hacer un maridaje de vino perfecto

vino para el maridaje perfecto en Lemon Rock

Primero, vamos a intentar entender qué tipos de vinos existen y qué aportan a cada plato.

  • Los vinos blancos jóvenes y rosados suelen ser más ligeros
  • Los vinos tintos son más fuertes

En general, los vinos suaves pueden combinar bien con comidas grasas y poco saladas. Los vinos tintos deben acompañar a comidas fuertes como carnes y cocidos, haciendo que potencien su sabor. Así, la comida también puede influir en el sabor del vino.

En el caso de las comidas con alta cantidad de proteínas, estas neutralizan los taninos del vino tinto, por lo que van muy bien juntos. Otro consejo es reforzar platos que contengan por ejemplo frutos rojos con vinos frutales que hagan este sabor mucho más agradable.

El mejor consejo para un buen maridaje de vino y comida

El único consejo que te servirá y no fallará es el de experimentar y sobre todo, usar el sentido común. Piensa en el resultado del plato que estás cocinando, ¿será dulce? ¿Tendrá un sabor fuerte? ¿Voy a echarle salsa? ¿Con qué guarnición lo voy a servir?

Con una idea en mente del plato final, será más fácil acertar con el tipo de vino que lo acompañará. El marinaje una vez empieces a probar combinaciones y vayas sacando tus propias conclusiones te resultará más sencillo.,

Recuerda que al final, todos tenemos nuestros propios gustos. No tengas miedo de probar sabores que creas que no encajen porque el resultado podría llegar a sorprenderte.

Para terminar, queremos recomendarte que eches un vistazo a las botellas de vino que tienes en tu casa. ¿Por qué? Muy simple, las botellas de vino suelen venir con una etiqueta que explica cómo maridar ese tipo de vino.

Y si no te atreves a probar por ti mismo estos trucos, pásate por el Lemon Rock y sus chefs te ayudarán a dar con la mejor mezcla.